Qué significa realmente ser saludable

Si esperas leer una lista de 10 casas que te harán ser saludable ahórrate tu tiempo…

Para empezar voy a sustituír la palabra saludable por consciente porque creo que ahí es donde empieza todo, teniendo conciencia plena de todo nuestro ser:

  • mente (pensamientos)
  • cuerpo (vida diaria / actividad física)
  • corazón (relación contigo misma / pareja / amistades)
  • entorno (trabajo / pareja / amistades)

Si te crees saludable porque te tomas tu juguito verde en la mañana, vas a sudar a todos los estudios de moda, te tomas tu súper smoothie post workout y te comes un un bowl a la hora de la comida y además tienes tu alacena llena de superfoods pero el resto de los puntos de arriba los tienes en el olvido entonces piénsalo dos veces…

Si esos fueran los requisitos para ser saludable yo sería la menos saludable del mundo…

Para los que no hacen ninguna de esas cosas pero quieren tener una mejor calidad de vida quiero decirles que SI es posible y que no les va a costar una fortuna lograrlo, pero sin duda tendrán que esforzarse y dejar a un lado las criticas y comentarios de la gente que muchas veces aún cuando te estiman pareciera que lo único que buscan es sabotear todos tus intentos por mejorar, suena tristísimo pero cuántos de ustedes no han sido criticados por sus amistades por decidir NO tomar en una fiesta o NO querer comerse el postre después de la comida. Ya ven…

No pretendo ni tengo la verdad absoluta ni tampoco critico a los que se toman su jugo verde, ni mucho menos, mi punto es que ser saludable va mucho más allá de eso, de comprarte y compararte con la idea que te venden las redes sociales y los medios todos los días.

Esto es lo que para MI significa ser saludable:

MENTE: Es real que somos lo que pensamos que somos, si todo el tiempo te la pasas diciéndote que eres de lo peor, impuntual, distraído, etc. entonces eso es lo que eres y difícilmente vas a cambiar porque te lo repites tan constante que pareciera que en lugar de querer cambiar quieres convencerte que así es y que no hay de otra. Tampoco se trata de jugar a los optimistas y sonreír todo el tiempo porque hay días que nomás no se nos da y queremos estar solos o no hablar con nadie y es totalmente válido pero lo que si puedes hacer es DECIDIR cómo quieres ver las circunstancias y dejar de darles poder a situaciones y personas. No busques culpables porque no hay, el único culpable de tus enojos, tristezas, frustraciones, etc. eres TU.

CUERPO: leí que para ser saludable hay que hacer ejercicio diario… si eres una persona que no mueve ni un dedo pensar en hacer ejercicio diario seguro suena como el fin del mundo pero no te preocupes, no te vayas a lo grande mejor intenta estar lo más activo posible durante tu día caminando, subiendo escaleras y moviéndote mientras trabajas, ya después puedes incluír actividad física de 2 a 3 veces por semana con 25 – 30 min. cada sesión. Suena poco pero completamente alcanzable 🙂

Para los que el ejercicio ya es parte de sus vidas, disfrútenlo y no busquen salidas fáciles ni programas con fecha de caducidad, descubran sus habilidades y deficiencias y pónganse a trabajar en ellas en lugar de estar pensando todo el tiempo en los resultados porque eso puede desencadenar una frustración y eso no es saludable, tampoco los que entrenan sin rumbo ni orden, las lesiones tampoco son saludables…

CORAZÓN: que tal que estoy súper fit pero súper amargada porque desafortunadamente los likes no son equivalentes a dates reales y sinceras o ya perdiste el contacto real con tus amigos porque te la vives pegada al teléfono, o peor aún, sigues comparándote con todos esos millones de cuentas de fitness girls... Creo que no hay nada más saludable que tener una buena relación contigo misma y con los demás, poder estar 100% en el momento presente sin teléfonos ni distracciones. No tengo manera de comprobarlo (aún) pero creo firmemente que si el corazón está sano tus pensamientos (especialmente los relacionados contigo) también lo estarán y difícilmente se te cruzarán ideas que te provoquen ansiedad, preocupación, miedos, etc. porque esos tampoco son saludables.

ENTORNO: estoy segura de que hay muchas con horarios mortales de oficina que entre junta y junta se les pasa la hora de comida, no pueden llegar a clase o al gimnasio, ya les salió un bomberazo y todo su plan fit se arruinó, etc. no se preocupen, mejor ocúpense de ponerse en prioridad. Se que suena fácil pero ponerlo en práctica puede ser complicado así que si están leyendo esto les ofrezco una asesoría en línea gratuita para mejorar su estilo de vida 🙂 porque entiendo que esto puede llegar a ser muy complicado.

Las personas con las que nos relacionamos juegan un papel fundamental para lograr todo lo que queremos. Si es prioridad para ti mejorar tu alimentación, lograr 3 días a la semana de ejercicio y tu pareja sigue llevándote a cenar pesado y sonsacándote para que no vayas al gimnasio, sería buena idea replantearte si estás con la persona correcta. Si has decidido que eso es importante para tí, debería también ser importante para esa persona estar ahí para ayudarte a cumplirlo.

Si tus amigos siempre te critican porque “te la vives a dieta” “ya no fiesteas como antes” “ya eres aburrida” etc. tal vez sea momento de moverte de círculo o dejarles bien claro que eso es lo que tu quieres y que no está mal, nunca está mal pensar en tu salud, después de todo ya no tienes 15 años, se vale cambiar de prioridades y crecer para bien.

Tu familia también es importante, dedícales el tiempo que se merecen. A nadie le sobra tiempo, organízate y pasa tiempo de calidad con ellos (de preferencia sin celular).

La alimentación es otro tema y largo así que ese lo dejo para otro post.

Me encantaría saber para ustedes qué significa ser saludable y si tienen alguna de esas áreas descuidadas y por qué.

 

 

 

About the author

De niña siempre busque estar en constante movimiento, inicié con el ballet, natación, gimnasia y posteriormente me adentré en el mundo de las Artes Marciales. El Karate me ayudó a crear disciplina y enfoque, a darme cuenta de que esas dos cosas son esenciales para entrenar de manera inteligente. Poco a poco comenzó mi interés por el funcionamiento del cuerpo, la comida, la música, la motivación y como cada hábito que adquieres te ayuda o perjudica en tu entrenamiento.

Leave a Reply